El mercado inmobiliario rosarino se acomoda al impacto

Empresarios miran con cautela y siguen el dolar “minuto a minuto”. Luego de las restricciones cambiarias anunciadas en las últimas horas por el gobierno nacional, el mercado inmobiliario de la ciudad se acomoda a las nuevas condiciones, con cautela y sin estridencias.

Si bien las medidas confirman un escenario de escasez de dólares y falta de referencia de precio, los empresarios coinciden en que no empeorarán el panorama que viene capa caída desde hace tiempo.

“Obviamente que soluciones no nos trae, pero empeoramiento tampoco. En nuestro mercado, a partir de que se cortaron los créditos hipotecarios el año pasado, todo se planchó. Esto no nos va a incidir mucho más, siempre y cuando no se restrinja la libre disponibilidad de los fondos propios”, contó a ON24 el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Rosario, José Ellena.

“La gente que compra, que tiene firmado un boleto o hizo una seña, generalmente tiene el dinero en su cuenta  o caja de seguridad”, siguió el ejecutivo, relativizando el impacto de las nuevas condiciones. Y agregó: “Es más, el diferimiento de los pagos de bonos que el gobierno anunció la semana pasada puede hacer algo de fuerza para nuestro sector, que  a pesar de no mostrar demasiada rentabilidad, sigue apareciendo como un refugio de valor”.

Además, según Ellena, la movida del dólar abarató el costo de la construcción en el orden del 15%, haciendo más atractivo el negocio para quienes tienen dólares billete. Mientras que para el que tiene pesos, puede canalizarlo en inversiones al pozo, que en su mayoría se operan en pesos, al tipo de cambio del día.

Este es el caso de MSR, la empresa constructora de Gabriel Redolfi, que observa con cautela el panorama. “Es muy prematuro dar una definición, lo que puedo decir es que como empresa nos agarra bien parados y continuamos con las obras a full”, confió.

“Estamos regulando las ventas según las condiciones que vamos viendo, es difícil tomar una referencia en un contexto de tanta volatilidad. Por eso nosotros hacemos un promedio diario del dólar y lo comunicamos a las inmobiliarias que trabajan con nosotros, cuya vigencia es de 24 horas. Eso nos resguarda a nosotros y al cliente, y le da transparencia a la operatoria”, dijo Redolfi.

Respecto del impacto del deslizamiento del tipo de cambios en los costos, el empresario apuntó que se dio un notable aumento del valor de los terrenos, cuya incidencia en los proyectos es entre 20 y 25%, como también se registraron subas en aluminio, hierro y materiales eléctricos. No obstante, el costo global a disminuido (dado que mano de obra representa aproximadamente el 40% del costo del metro cuadrado), como también lo ha hecho -en mayor medida- el precio final de venta.

En este contexto, “para el que tiene dólares billete es un excelente momento para comprar”.

Redacción ON24